Àngel Manuel Hernández Cardona

Articles de plantes

En el bicentenario del nacimiento de Mendel

Posted by angelhc a Juliol 1, 2022

En este mes de julio de 2022 se cumplen doscientos años del nacimiento de Gregor Mendel, considerado el fundador de la genética, al haber formulado, en 1865, las tres leyes que llevan su nombre y que son consideradas los pilares de esta importante rama de la biología. Gregor Johann Mendel nació el 20 de julio de 1822 en Hynčice (Chequia), localidad morava que entonces era llamada Heinzendorf y pertenecía a Austria. En 1842 entró en el convento de agustinos de Brno y cinco años más tarde, el 6 de agosto de 1847, fue ordenado sacerdote. En 1851 realizó diversos estudios en la Universidad de Viena. En 1868 se convirtió en abad de su convento, el cual tenía la consideración de abadía y estaba dedicado a Santo Tomás. Además del cargo abacial, formó parte de diversas sociedades científicas (de meteorología, agricultura, ciencias naturales y apicultura) de Moravia. Murió en Brno (Chequia), ciudad entonces llamada Brünn y que pertenecía al Imperio Austrohúngaro.

Desde 1857 a 1865 realizó estudios experimentales con guisantes (Pisum sativum), realizando hibridaciones controladas entre diversas razas o líneas puras que diferían por diversos caracteres de las flores, de las semillas o de los frutos. Los resultados de sus experimentos los presentó en 1865 en una sociedad local de ciencias naturales y fueron publicados al año siguiente en la revista de esta entidad con el título de “Versuche über Pflanzenhybriden”, que puede traducirse como “experimentos sobre hibridación de plantas”. En este artículo exponía las tres leyes que posteriormente serían conocidas con el nombre de leyes de Mendel y que constituyen la base de la genética. En ese momento, su trabajo pasó desapercibido, posiblemente porque fue publicado en una revista científica local (aunque llegaba a las principales instituciones científicas europeas) o bien porque los biólogos de ese momento, al ver que era firmado por un desconocido monje de una perdida ciudad centroeuropea, no prestaron atención. Tuvieron que transcurrir muchos años para que las leyes de Mendel fueran redescubiertas en 1900, de forma simultánea e independiente, por los biólogos Hugo de Vries, Carl Correns y Erich von Tschermak.

La primera ley es la de la uniformidad de la primera generación filial. Dice que la unión de dos individuos de líneas puras (u homocigóticas) para un carácter dan lugar a individuos iguales respecto al carácter considerado. Esto ocurre porque el alelo dominante del gen correspondiente predomina sobre el alelo recesivo. La segunda ley es la de la segregación independiente de los caracteres. El cruce de dos individuos de la primera generación filial (que son heterocigotos) da lugar a una segunda generación filial en la que los caracteres de la generación parental (es decir, de los abuelos) reaparecen. Como los dos alelos del gen considerado se combinan al azar, es por eso que aparecen los caracteres antagónicos, con la siguiente proporción genotípica: un cuarto de homocigotos dominantes, dos cuartos de heterocigotos y un cuarto de homocigotos recesivos . Y fenotípicamente habrá tres cuartos del carácter correspondiente al alelo dominante y un cuarto del carácter determinado por el alelo recesivo. La tercera ley es la de la distribución independiente o de la libre combinación de los caracteres hereditarios. Se refiere a los resultados que aparecen cuando son considerados dos o más caracteres y la conclusión es que se transmiten independientemente (siempre y cuando los genes estén en cromosomas diferentes).

Aunque póstumamente, Mendel ha sido reconocido como el fundador de la genética y honrado debidamente. La ciudad de Brno le erigió, en 1910, un monumento y también le dedicó su universidad fundada en 1919, llamada Mendelova Univerzita v Brne. Barcelona le tiene dedicada una calle en Sarrià. Y en Madrid existe una importante residencia de estudiantes universitarios, el Colegio Mayor Mendel, adscrito a la Universidad Complutense de Madrid y regentado por los padres agustinos. Y dicho sea de paso, como un apunte personal, algo poco habitual en mis escritos, en el verano de 1979 me hospedé en este colegio mayor mientras opositaba a la cátedra de bachillerato de ciencias naturales, oposiciones que gané, quién sabe si con un empujoncito del buen monje agustino.

Algunos científicos buscaron la fama cuestionando los trabajos de Mendel. Pura envidia. Entre ellos, el más porfiador, tal vez por motivos ideológicos, fue el londinense Ronald Aylmer Fisher (1890-1962), sin que ello obste para reconocer sus logros en genética estadística.

Quien no esté conforme con las leyes de Mendel, que repita sus experimentos. En eso consiste la ciencia.

647-1. Gregor Mendel

Advertisement

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

 
A %d bloguers els agrada això: